La Micro pigmentación paramédica engloba varios campos, de los cuales, el mas demandado, sin duda, es el de la reconstrucción de areolas mamarias después de una mastectomía. También se utiliza mucho para conseguir el camuflaje de cicatrices periareolares, tras un aumento o disminución de pecho. En este caso, la micropigmentacion consigue ocultar el característico color blanquecino que le queda a la paciente tras la intervención quirúrgica. También la empleamos en casos de vitiligo (enfermedad degenerativa en la que las células responsables de la pigmentación de la piel dejan de producir melanina).


Disimulando el contraste de color entre esta zona con déficit de pigmentación y el resto de la piel. Con esta técnica no se cura la enfermedad, pero mejora mucho la actitud psicológica de la persona, sobre todo cuando el vitíligo afecta a zonas visibles de la cara. Gracias a la micropigmentación conseguimos atajar de una forma considerable este problema. En los últimos años, también hemos tenido mucha demanda para realizar densificaciones capilares, especialmente por parte de hombres, que querían mejorar las cicatrices aparecidas tras un implante de cabello en los que generalmente se practica un injerto en la zona alopécica a partir de folículos que se extraen de la zona occipital de la cabeza. Una vez que esta cicatriz se ha curado y está estabilizada, simulamos pelo en esta zona gracias a la técnica ‘pelo a pelo’ y por ultimo pero no menos importante el diseño de labios en personas con labio leporino.




Copyright© 2018 Clínica de Delineado Permanente Delinearte